LINGÜISTICA

Gif Animados Gif Animados Gif Animados Gif Animados Gif Animados Gif Animados Gif Animados Gif Animados Gif Animados Gif Animados Gif Animados

lunes, 15 de febrero de 2016

Léxico aymara de los bovinos en Iquilluyo Loayza La Paz Bolvia

LÉXICO AYMARA DE   LOS BOVINOS EN IQUILLUYO PROVINCIA LOAYZA DEL DEPARTAMENTO DE LA PAZ
Jose Luis Lima Mamani
Universidad Pública de El Alto
Carrera de Lingüística e Idiomas
(2015)
El Alto-Bolivia
Resumen
La agricultura y la ganadería son actividades principales de toda población rural del altiplano paceño. Del mismo modo ocurre en la comunidad de Iquilluyo de la provincia Loayza del departamento de La Paz que  contempla las actividades mencionadas. En este contexto, la agricultura involucra el sustento económico de las familias y el cuidado de los bovinos está ligado a ella.  La ganadería  involucra   el uso de los léxicos que usan para nominar diferentes aspectos de esta especie como: tipo de asta, el color del cuero, la alimentación que muestra, la constitución física, los dientes, las onomatopeyas que producen, las  actitudes que manifiestan frente a las personas, las funciones que cumplen en la agricultura, la  raza y otros.
 Todos los aspectos mencionados en líneas anteriores contemplan el uso de léxicos aymaras que surgen a partir de la creación léxica de manera convencional entre  los pobladores. Si bien, los bovinos han sido estudiados por muchos autores desde las ciencias ganaderas, la característica multidisciplinaria nos evoca a tratar desde la lingüística porque con este estudio se incursiona al rescate de léxicos en el cuidado de bovinos que coadyuvará a fortalecer a la lengua aymara. Incluso este planteamiento de las unidades léxicas facilitará el uso del idioma en diferentes ámbitos donde esté involucrada.
Palabra clave: Léxico aymara, Bovino, agricultura, campos semánticos.
Introducción
El cuidado de los bovinos,   en la comunidad de Iquilluyo, está involucrado a la actividad agrícola. Además,  la calidad y cantidad de ganados que una familia posee dependen  de la extensión  de campo agrícola y el trabajo a ser  desarrollado. Asimismo, la paridad y  solidaridad son principios que están presentes en las actividades de la agricultura. No obstante,  la ganadería forma parte de las vivencias de los pobladores que  involucra la crianza de varias especies de fauna animal  como: camélidos, bovinos, ovinos, aves, solípedos y otros. Sin embargo, la agricultura implica el cuidado especial de los bovinos  por su valor fundamental en el agro como medio de trabajo. Por eso la incorporación de los bovinos a la actividad agrícola, en la región mencionada, generó la creación de nuevos léxicos para denominar las características del vacuno.
Ahora bien,  en la medida en que se desarrolla el cuidado y la alimentación de los bovinos para la agricultura, los pobladores han establecido léxicos aymaras en forma convencional y muchos de ellos no están contemplados en los diccionarios aymaras existentes. Esta deficiencia lexicográfica hace parecer  que  la lengua aymara  se considere como un idioma con pobreza léxica. Sin embargo, si se aborda  los contextos pertinentes como: la ganadería, agricultura, artesanía, orfebrería, astronomía entre otros  se puede escudriñar muchos términos aymaras existentes  que aún no son conocidos por muchos.
Entonces,  la recuperación y recopilación de léxicos fortalecerá al idioma porque en este estudio  se incursiona  desde el  aspecto lingüístico mediante la descripción de vocablos   desde la disciplina lexicográfica como una de las ramas pertinentes a este tema. Por tanto, con el objetivo de describir los léxicos aymaras usados en el cuidado de bovinos en la comunidad Iquilluyo de la provincia Loayza del departamento de La Paz, se determina la respuesta a la incógnita de que tipos de léxicos son usados en el cuidado de bovinos en la región mencionada. Asimismo, se contemplará su estudio en diferentes campos semánticos según sus características.
Desarrollo
Ubicación geográfica de Iquilluyo
La comunidad  Iquilluyo se encuentra ubicada a 4265 msnm que comprende un  piso ecológico de zona alto andina y altiplano perteneciente  al cantón villa Puchuni  en la tercera sección Yaco[1]  de la provincia de Loayza.  Se encuentran  situada a 185 Km de  la ciudad de La Paz  entre las coordenadas 17° 03' 46" – 17°26’53" de latitud Sur y entre los 67°18’30" - 67°28’38" de longitud Oeste (Gobierno Municipal de Yaco: 2006). Su nombre toponímico según el señor Eduardo Herrera (15/03/2015) , habitante del lugar,  deriva del nombre  toponímico de “Ikiñ uyu” , canchón de dormir, denominación  establecida desde la época patronal.
Antecedentes de la crianza de  bovinos en Iquilluyo
Según versiones de algunos pobladores de  la comunidad, Mateo Herrera e Ignacio Huanca  (16/03/2015) , el cuidado de vacunos se estableció desde sus abuelos. Es decir, no saben con exactitud el tiempo específico cuando  empezaron a criar los bovinos  en la región. Ellos  arguyen que heredaron ese patrimonio ganadero por generaciones de padres a hijos. La característica principal en la crianza de bovinos, en la región,  está estrechamente relacionada a la agricultura porque  el bovino es utilizado como un medio de trabajo  en la agricultura.
Por eso, cada poblador  posee una yunta de bueyes destinados a las actividades del agro ya sea para el roturado de tierra (qhullikutija), la siembra (sata) de tubérculos, hortalizas, cereales entre otros  y el aporcado (Umacha)  de surcos de la siembra. Esta característica prevalece aún hasta estos últimos años porque el arado y la yunta son las herramientas imprescindibles para desarrollar la agricultura. Por ende  genera la creación léxica en aymara para denominar las características del ganado bovino.
Estudios lexicográficos  en aymara sobre  animales en la región andina de La Paz
 El estudio de léxicos de los nombres de animales en la región andina de Bolivia no se ha realizado en gran magnitud ni en muchos lugares. Sin embargo, algunos investigadores incursionaron sus estudios en la región del departamento de La Paz. Entre los más sobresalientes se encuentra el planteamiento  de Flores (2008: 46-93) que establece léxicos aymaras de las aves con una variación entre las comunidades  de Qurpa, Qurumata Alta y  Pujrawi. En este trabajo el autor  realiza una descripción de nombres científicos, aspectos zoológicos y nombres en aymara.
 Por otro lado, Condori (2012:173-183) propone   una introducción al léxico de los peces en el lago Titicaca contemplando  la descripción de: variedades, técnicas de pesca y  factores del tiempo inherentes a esta actividad. En este trabajo se puede observar léxicos aymaras  en los nombres de los peces según su medio  de locomoción y hábitat.  Asimismo Kana (2012:48-70)     plantea términos en la crianza de camélidos en Ulla Ulla estableciendo una clasificación  en campos de conceptos  según sus características. En este trabajo el autor considera un campo de estudio a la terminología que contempla términos en aymara. Asimismo, Condori (2014:127-137) especifica la descripción de los nombres de insectos en aymara coadyuvando al  enriquecimiento de léxicos en la lengua.
Consideraciones conceptuales
El bovino
Para considerar este concepto es preciso definir el significado de esta palabra que  nos remite al tratamiento de su definición. Entonces,  bajo ese planteamiento se define que el bovino proviene de la palabra latín “taurus” que es un animal con una cabeza gruesa provista de dos cuernos, piel dura, pelo corto, macho, salvaje o doméstico y cola larga.  Por su lado Cañon (s/f:1),en una visión retrospectiva,   afirma que  los celtas  conocieron a este animal  con el nombre de  “Auroch”( aur= salvaje y och=bovino) y más conocida como  “bos primigenius[2] los cuales aparecieron desde hace dos millones de años  en la región de India.
Por otro lado,  el origen de su raza se remonta muchos años atrás hasta  incluso siglos y eras desde el origen de su especie. Esta trayectoria  temporal  dificulta la precisión  exacta de su origen. Sin embargo, para concretizar su origen se considera algunas teorías sobre su procedencia, por ejemplo: Valle (2006: 5) plantea que sus antecesores de esta raza se remonta a eras anteriores como la historia de la humanidad   y   tiene sus orígenes  desde la era  cenozoica (desde el fin del Mesozoico, hace unos 65 millones de años, hasta nuestros días)  que abarcó la región de Asia. Asimismo,  arguye que  a partir de hace  millones de años empezaron  a migrar a diferentes partes del mundo, pero con el transcurso de los años, a causa de los cambios climatológicos, empezaron  a sufrir alteraciones en su aspecto físico[3] y su medio de alimentación. Además, el experimento de científicos genetistas europeos proliferaron la cantidad de razas que existen actualmente.
Ahora bien, la llegada del bovino a la región de América Latina y especialmente a la región Andina no está tan clara.  Entonces, para no extender los argumentos  no se abordará en profundidad la  explicación de su origen en América   porque el objeto  de estudio de este trabajo no es el origen  del bovino sino las características propias de esta especie que involucra  el uso de léxicos aymaras en la región planteada. Por tanto, el objeto de este trabajo se enmarca  a la definición lingüística de las palabras. Es decir, se centra  en el estudio  de los  léxicos aymaras adoptadas  de manera convencional a partir de la crianza de vacunos existentes en Iquilluyo de la provincia Loayza del departamento de La Paz.   Palabra
Es necesario definir el concepto de palabra para no confundir con otros términos  porque no hay idiomas que no se estructuren a partir de las palabras.  Ya Luque (S/F) lo dijo que no hay lenguas sin palabras aunque estas no tengan la misma consistencia en todos los idiomas. Además, esta palabra es definida desde diferentes aspectos  de los cuales se menciona  algunas definiciones sobresalientes. Inicialmente  Sapir (1921:41) citado en Luque (S/F:413) define que: “La Palabra  es simplemente una forma, una entidad moldeada de manera definida que absorbe e l material conceptual del pensamiento integro una parte mayor o menor según se lo permita el genio de la lengua de quien se trata”.
Por su lado, desde un ámbito más lingüístico  Lewandowski(1995:253) define la palabra como un signo lingüístico  que denota significado independiente que involucra su tratamiento en diferentes niveles que son:  nivel léxico semántico que es portador del significado más pequeño e independiente,  nivel morfematico que es una unidad aislable en paradigmas,  nivel fonológico que es una unidad aislable mediante pausas,  nivel grafematico que es una unidad aislable mediante la imagen grafica y  nivel sintáctico que está determinada por su función sintáctica.
Léxico y Vocabulario
En primera instancia se define  el concepto  de léxico para lo cual se cita a varios autores.  Haensch y otros (1982: 91) definen como un conjunto de significantes verbales y de signos.  Asimismo, Martínez (1995:224)  plantea  como el conjunto de palabras de una lengua.  Por su parte Dubois y otros (1998:389) consideran como el conjunto de unidades que conforman una lengua de una comunidad, de una actividad, de un hablante, etc. Por su lado, desde un ámbito lexicográfico Lara (1997:94) define al léxico como un hecho social  donde el conocimiento y la memoria individual  son manifestaciones  de un conocimiento social del vocabulario.
Por otro lado, en el DRAE(2009)  se plantea el vocabulario  como el conjunto de palabras de un idioma relativos  al uso de una región, de  una actividad determinada, de un campo semántico especifico , etc. Asimismo Lewandowski (1995:371) define  como el conjunto de las palabras de una lengua que portan el significado léxico.
 Ahora bien, también es imprescindible considerar las unidades fraseológicas  que aparecen como parte de los léxicos aymaras  de los Bovinos en la región mencionada. Sin abundar en las teorizaciones de este concepto  se remite  al aporte de  Callisaya (2008:386) quien afirma que las  unidades fraseológicas se caracterizan por tener  dos o más componentes o una palabra más un sufijo[4].
Características lexicográficas
La determinación de las características lexicográficas para definir  los léxicos en aymara de los bovinos  nos remitiremos a los planteamientos de Porto(2002), Lara (1997) y otros autores pertinentes a este aspecto. En el cual la consideración de la macro y micro estructura, las entradas, las marcaciones, las definiciones lexicográficas y otros aspectos se considerarán en base al planteamiento lexicográfico. Sin embargo, para definir las marcas gramaticales en aymara   haremos referencia al estudio realizado por  (Marcapaillo, 2008:53-74) quien presenta una propuesta de estudio sobre las categorías gramaticales del aymara.

Campos semánticos
Los léxicos aymaras  planteados en este trabajo se establecen en función a su clasificación en diferentes campos de uso y acción.  La estructuración de los léxicos en campos semánticos  deriva a la definición de este concepto.  El campo de manera general para Geckeler, (1976: 123) citado en Martínez (2003:105) “…son las realidades lingüísticas vivas, situadas entre las palabras individuales y el conjunto del vocabulario, que, en cuanto totalidades parciales, tienen como característica común con la palabra el articularse y, con el vocabulario, el organizarse. El grado jerárquico es indiferente”. Es decir, es un área de significación recubierta por una palabra o un grupo de palabras constituidas  en campos  léxicos de una palabra o léxico de un grupo de términos (Dubois y otros, 1998:391). A todo ello Lewandowski (1995:46) argumenta que: “…es el conjunto de relaciones semánticas del que forma parte una unidad lingüística”.
Ahora bien, en relación a la definición específica de campos semánticos Corrales (1998:92) sostiene que un campo semántico existe en cuanto tengamos una base significativa común. Por su lado la Universidad Autónoma del estado de Hidalgo (S/F en línea) plantea que  se constituye  sobre una base  de relaciones semánticas que se organizan en torno a un concepto que es común a todo un conjunto de palabras. Sin embargo, para ser más específico Alavi (2009:57), en función a esta definición,  plantea el análisis componencial como un procedimiento para establecer las unidades mínimas de significación como: rasgos semánticos y componentes semánticos dentro de una palabra la cual conlleva la idea de los campos semánticos. Entonces, a partir de esta idea se establece  los léxicos aymaras de los bovinos en Iquilluyo  en diferentes campos.
Metodología
La agricultura y la ganadería son actividades  cotidianas que involucran muchos léxicos en la nominación de nombres de los bovinos  según su estética y la forma que poseen como se mencionó anteriormente. Por tanto, para establecer la descripción de léxicos se utiliza  el método descriptivo.   Hernández y otros (2010: 80) argumentan sobre este método lo siguiente: “Los estudios descriptivos buscan especificar las propiedades, las características y los perfiles  de personas, grupos, comunidades, procesos, objetos o cualquier otro fenómeno…”.  Asimismo, Ávila (1997:41) establece que el método descriptivo tiene el objetivo de describir y analizar sistemáticamente “lo que existe” de acuerdo a las condiciones de la situación.
 Ahora bien, por otro lado se plantea  la técnica de la observación  que consiste en describir y comprender conductas, hechos, procesos y objetos el cual nos permite  advertir los hechos tal como aparecen de manera espontánea (Koria, 2007: 109). Esta técnica  nos permite inferir la realidad de manera espontánea para entender  los propósitos planteados. La observación que se utiliza es la entrevista de tipo no estructurada que es una de las  técnicas mayormente utilizadas por el investigador donde la persona que entrevista solicita información a otra de manera libre y espontánea (Münch, 2007: 62).
Análisis e interpretación de datos
Para establecer los léxicos aymaras en el cuidado de bovinos en Iquilluyo se define su clasificación  en diferentes ámbitos y aspectos.  Sin embargo, la marcación diatópica está establecida a la región de Iquilluyo provincia Loayza del departamento de La Paz,  por lo que la variación de nombres o la designación de significados pueden variar según las regiones porque muchos de estos léxicos surgen de manera convencional. Entonces, para ser más precisos y claros  en la categorización de los léxicos, más adelante,   se sustenta por  las definiciones del párrafo anterior sobre los campos semánticos.
Según  el asta que poseen
La forma de las astas que poseen los bovinos  ha generado que los pobladores de Iquilluyo puedan crear léxicos para nombrar  las características del cuerno del vacuno. A medida que aparecen más formas de astas en los animales crean un léxico aymara diferente  que tiene un carácter convencional entre los pobladores. Este hecho nace  a partir de la idea de una persona o familia que  posee vacunos con  cuernos diferentes según su forma.
Chuqu. adj. Dicho del bovino que tiene los  cuernos rectos  con poca ondulación con dirección  hacia arriba y no  hacia la frente del bovino. Forma de asta conocida como el cuerno del diablo.
K’uru. adj. Bovino de  cuernos convexos semicircunferenciales con dirección hacia la frente. Forma de astas menos deseadas para la presentación.
Lamp’a. adj.  De cuernos con poca ondulación lateral  con dirección  paralela hacia abajo al nivel de las orejas.
Mut’u. adj. Bovino de cuernos pequeños  y rectos, propio de los vacunos  de edad temprana o adulta.  Característica principal  por falta de crecimiento del cuerno por diferentes razones fisiológicas.
Pala. adj. De astas sin ondulación, de  forma recta con dirección lateral a ambos lados. Tipo de cuernos poco requeridos por la dificultad de sujeción del yugo en la yunta.  
Según el color de la piel
La combinación de los colores en los vacunos genera otro tipo de léxicos que fueron creados convencionalmente por  los habitantes. A continuación se cita  algunos léxicos más conocidos  de acuerdo a  los colores.
Alqa. Adj. Bovino que tiene el cuerpo de dos colores predominantes en manchas y líneas gruesas. ïç Wila alqa. Loc. Adj.  De color rojo predomínate y el blanco en proporciones menores en forma de manchas grandes o líneas gruesas irregulares. ïç Janq’u alqa. Loc. Adj.  De color blanco predominante como base  y el negro  o amarillo en forma de manchas o líneas gruesas irregulares. ïç Ch’iyar  alqa. Loc. Adj. De color negro predomínate en el cuerpo y el blanco en forma de manchas y líneas gruesas irregulares con diferentes direcciones. ïç Q’illu  alqa. Loc. Adj. De color  amarillo predomínate en el cuerpo y  los colores rojo, blanco o negro  en forma de manchas grandes y líneas irregulares.
Chillka. adj. Bovino que tiene el color café matizado con degradaciones; de base  el color negro, café oscuro, café claro, amarillo y blanco que  inicia desde el  abdomen hasta la columna. Generalmente con el color café predominante.
Chipchi. adj. (de chipchi tunqu) Bovino de matiz múltiple  que consta de color amarillo, negro, blanco, café y rojo combinados en manchas  normales. Recibe esta denominación por el color del maíz colorado que cosechan en los valles.
Ch’añu.  adj.  Bovino que tiene el cuerpo de  color combinado en forma de puntos;  un color  con predominio en todo el cuerpo y el otro en proporciones pequeñas esparcidas en forma de manchas pequeñas como pecas. El combinado de colores puede ser cualquiera de los colores existentes. ïç Wila ch’añu. adj. Con  predominio del color rojo en las manchas sobre el blanco como base. ïç Q’illu ch’añu. adj. Con predominio del color amarillo en las manchas sobre el color  blanco o rojo como base. ïç Janq’u ch’añu. adj. Con predominio del color blanco en las manchas dispersas sobre el color negro, amarillo o  rojo como base. ïç Ch’iyar ch’añu.  adj. Predominio del color negro en las manchas dispersas sobre el color blanco, amarillo o  rojo como base.
Ch’iyara. adj. Bovino de color negro  en todo el cuerpo con excepción de algunas manchas.
Janq’u. adj. Bovino de color blanco color intenso monótono y a veces con combinaciones leves de otros colores en forma de pecas.
Janq’u para. Loc. adj.  Bovino que tiene la frente  de color blanco de forma  triangular, romboidal,  circular u  oboide irregular con  predominio de color negro, blanco, rojo o amarillo oscuro en el cuerpo. 
Karikanu. adj. (de cara y cano) Bovino que tiene la cara de un color y la frente hasta la nariz  de otro con extensión  en todo el cuerpo de color predominante y monótono. Dicho de los vacunos que presentan la región de cara de color blanco en ambos lados  y el cuerpo negro o viceversa.
Kimsa pilu. Loc. adj. (de tres pelos) Bovino que tiene  la piel tricolor con tonalidades extensas en forma de manchas sobre la base de un color monótono predominante en el cuerpo. Generalmente los tres colores combinados que  aparecen en el cuerpo son: color   rojo, negro y blanco o algunas veces amarillo.
Lunku. adj.  De cuerpo bicolor en forma horizontal; una con predominio general en todo el cuerpo y otro particular en forma de línea extensa irregular en la parte de las costillas. ïç Ch’iyar lunku. Loc. adj. De color blanco como base en el  cuerpo y  el  color negro en la parte de las costillas  de forma línea horizontal  extensa    y consistente. ïç Janq’u lunku. Loc. adj.  De color negro en el cuerpo  como base y  el color blanco en forma de línea horizontal amplia y consistente   en la parte de las costillas. ïç Wila lunku. Loc. adj. De color blanco como base en el cuerpo y  el  rojo en la parte de las costillas  en forma horizontal amplia y consistente.
Muliku. adj. Bovino de color negro  con rayitos  blancos como las canas entrantes. Generalmente con predominio en la parte del cuello y la columna.
Pilpi. adj. De color  monótono   en el cuerpo y las orejas de otro color. ïç  Wila pilpi. Loc. adj. De color rojo en  ambas orejas y el cuerpo blanco monótono o manchado. ïç  Janq’u pilpi. adj. De color blanco  en las orejas y  el cuerpo  negro o rojo claro con predominio general. ïç Ch’iyar pilpi. adj.  De color negro en ambas orejas y el cuerpo blanco  a veces con algunas manchas en forma de puntos.
Qillwa. adj. (de la gaviota) Bovino que tiene el cuerpo combinado de dos colores una particular  en toda  la cabeza y el resto  de un  color monótono en todo el cuerpo. ïç Wila qillwa. Loc. adj. De cabeza roja y el cuerpo de color blanco con posibles manchas del mismo tono u otro. ïç Ch’iyar qillwa. Loc. adj.  De cabeza  negra y el cuerpo de color blanco como el  color de la gaviota andina de la región. ïç  Janq’u qillwa. Loc. adj. De cabeza blanca  y el cuerpo negro predominante. ïç Q’illu qillwa. Loc. adj.  De cabeza amarilla  con el cuerpo blanco u otras combinaciones.
Q’illu. adj. Bovino de color amarillo oscuro combinado con colores en menor proporción parecidos a manchas o lunares en el cuerpo. Color predominante de amarillo oscuro.
Suyu. adj. De color combinado en forma de líneas verticales y multicolores en todo el cuerpo.  Los colores predominantes aparecen rojo, gris, negro y amarillo en forma  de líneas verticales parecidos al tigre o al gato razón por el cual recibe el nombre de “phisi”(gato).
Wak’intasu. adj. (de  Wak’inta ‘faja’)  De color  negro en todo el cuerpo  con una línea  blanca  amplia  en la cadera e ingle  del bovino. Característica del color como  una faja blanca que a veces aparece  en la región de los brazos que también recibe esta denominación.
Wantasu. adj.   (De guantes) Bovino  que tiene  las  cuatro patas de color  blanco como  botines  o guantes y el cuerpo de color negro en predominio con posibles manchas blancas entre otros.
Warusa. adj. Bovino de color beis oscuro. Algunas veces va acompañado en forma de matiz empezando del negro luego el beis oscuro, beis claro y al final el blanco iniciando desde la parte del abdomen hasta la columna vertebral.
Wila. adj.  Bovino de color rojo monótono  con algunas combinaciones de colores en forma de pecas.
Según el estado de alimentación
La alimentación de los bovinos para vender, trabajar o simplemente para  pastar en el pueblo recibe otras denominaciones en aymara de acuerdo a la consistencia corporal que presentan. Es una característica que los pobladores atribuyen un léxico diferente  para denominar esas diferencias fisiológicas.
Chaluna. adj.  Bovino flaco por falta de nutrición  o por adquirir alguna enfermedad. Estado fisiológico donde se nota hasta los huesos de las costillas y el hueso trocánter del sacro.
Ch’amthapita. adj.  Bovino de  consistencia corpulenta  por la recepción de buena alimentación y cuidado de sus dueños. Dicho de los vacunos que están en la etapa  del engorde.
Lik’i. adj.  Bovino  corpulento y gordo.  Dicho del vacuno que goza de buena salud por su constitución física.
P’uti. adj. Ternero que presenta deficiencia en el  crecimiento por orfandad o falta de alimentación.
Tuxu. adj. Bovino de  consistencia  física flaca  por falta de nutrición. Dicho de los vacunos  sin vigor y el hueso sacro del fémur  aparece a la vista, posee la caída del pelo en el cuerpo y  dificultad  en la locomoción.
Siwachata. adj.  Bovino gordo y corpulento de abundante carne. Dicho de aquellos que han sido alimentados y cuidados intencionalmente  para  la venta o el faeneo.
Según los dientes  que poseen
Los habitantes de Iquilluyo establecen convencionalmente los léxicos de acuerdo a los dientes que poseen los bovinos. Muchas personas suelen reconocer la edad del animal mediante los dientes que  denominan con un léxico  específico a cada estado de dentadura.
Laka jala. Loc. adj.  Bovino que está en el trance del cambio de dientes primarios por maduros.
Murkatata. adj.  Bovino que presenta la  dentadura completa, etapa considerada como la edad de la adultez y apto para el roturado de la tierra.
Ñuñuku. adj.  Ternero que aún no ha adquirido los dientes maduros por  la alimentación  de leche materna y poco  forraje.
Pä k’achi. Loc. adj.  Bovino de dos dientes maduros en el maxilar inferior delantero el cual especifica la edad.
Pusi k’achi. Loc.  adj.  Bovino de cuatro dientes maduros en el maxilar inferior  delantero.
Suxta k’achi. Loc. adj.  Bovino de seis dientes que completan su dentadura  maxilar  inferior delantero,  etapa en transición a la adultez.
Según las  onomatopeyas  que producen
Los léxicos en el idioma aymara  también han sido establecidos de acuerdo a las onomatopeyas  que producen los vacunos. Esta característica depende a la intensidad y las pausas del mugido que producen. Es una característica que los pobladores pueden reconocer a la distancia sin visibilizar.
Chaja.  adj.  Bovino que muge sin eco de sonido lento  y suave como si tuviera ronquera.
Jik’katiri. adj.  Bovino que  presenta mugido retroflejo, continuo y pausado  con una especie de hipo vocalizado en la garganta.
Qhulturi. adj.  De mugido continuo y constante. Características de bovinos en la etapa de adultez  y la etapa del engorde; típico en aquellos que por  su buena alimentación o por la búsqueda de una pelea frente a un contrincante produce  sonido de manera constante.
Wululiri. adj.  Bovino que muge  alto, sonoro y continuo en forma de grito en su  locomoción.
Según la actitud que generan frente a las personas
Los bovinos que presentan una actitud específica frente al ser humano generan otro tipo de léxicos que son establecidos por los habitantes de Iquilluyo.  Este depende al grado de  actitud que presentan.
Lat’u. adj.  Bovino de actitud lenta que no camina rápido por  su forma de locomoción particular. Tipo de bovino que  no corre  a pesar de presiones físicas o verbales.
Mansu. adj. (de manso) Bovino de actitud  suave y benigna que produce confianza,  factibles en el manipuleo para el cuidado y el trabajo.
Majiyiri. adj. (de majadero)  Bovino de actitud necia y porfiada  que presenta majadería frente a las personas  en calidad de contrincante. Cualidad que  adquiere cuando una persona pretende  amarrarle  o alimentarle con forraje.
P’ari. adj.  Bovino de actitud muy huraña  que  huye de las personas y  difíciles de amarrar o domesticar.
Sixsi. adj.  Bovino de actitud miedosa frente a las personas  que huye de las personas y más fáciles de domesticar.
Waxrasiri. adj.  Bovino de  actitud violenta y peligrosa que ataca a las personas con sus cuernos por su cualidad particular. Tipo de bovinos que necesita varias personas  para ser domesticado con un buen trato  y a veces a la fuerza.
Según la función que cumplen
Las funciones que desempeñan en la actividad agrícola generan otro tipo de denominaciones en aymara. Por eso, los habitantes de Iquilluyo han establecido de manera convencional los léxicos para nombrar dichos sucesos en el agro.
Ch’iqa. adj.  Bovino que cumple la función de  izquierda complementaria  en la yunta. Si se le ubica al lado derecho no ejerce ni trabaja con eficiencia. Es una función que cumple con eficiencia porque fue instruida  para cumplir el lado izquierdo de la yunta.
Jiskhiri. adj.  Bovino que cumple la actividad de siembra de cereales como: la cebada, grano, quinua y otros. Característico de aquellos que no tienen experiencia en los trabajos agrícolas.
Kupi. adj. Bovino que cumple la parte derecha complementaria de la yunta. Función instruida por el agricultor y cuando se ubica en la izquierda no puede ir parejo.
Qhulliri. adj. Bovino que cumple la función del roturado de  la tierra. Generalmente destinados  a la actividad agrícola por la dentadura completa y etapa de  adultez. Función particular que cumple  por  la dificultad del trabajo y fuerza  requerida en la yunta.
Satiri. adj.   Bovino que cumple  la función de la siembra en la agricultura. De privilegios particulares en la alimentación y cuidado por su trabajo eficiente.
Según la raza
La raza de bovino depende de  las características geográficas y alimenticias del lugar. Sin embargo, esa diferencia geográfica en el habitad del vacuno genera denominaciones especificas a su especie. Ahora, en el tratamiento lingüístico de los nombres en   aymara en la denominación de la raza  se tiene que  la mayoría  de los léxicos  han sido refonemizadas del castellano al aymara.  Entonces, para sustentar este argumento  a continuación se cita  las razas más comunes que cuidan en la población mencionada.
Kriwillu. adj. (de criollo)  Bovino  de  raza natural o nativo de lugar que nació y creció en el pueblo al cuidado y alimentación respectiva  de los pobladores.
Kurawara. adj.  De procedencia de la región de Kurawara de Carangas; bovino que fue traído de la región de Oruro  por su aspecto físico y  presentación que tiene en las conocidas peleas de bovinos en esa región.
Suisu. adj.  (de Suizo) Bovino de raza Suiza.
Ulaku. adj.  Bovino de raza holandesa.
Pampa. adj.  De raza natural de lugares con geografía planicie altiplánica;  bovino que tiene  dificultad de caminar en las quebradas por su lugar de nacimiento.
Wallinchu. adj. De procedencia de los valles de la provincia Inquisivi; bovino que tiene su lugar de nacimiento en las regiones vallunas de Inquisivi como : Arcopongo , Choquetanga  u otros lugares similares.
Estas características lingüísticas mencionadas más arriba establecen que el idioma aymara posee léxicos en muchos aspectos con particularidades propias.  En este caso, las entradas descritas anteriormente muestran que los léxicos usados  tienen características especificas para determinar ciertos aspectos  de la ganadería.  Asimismo,  es menester mencionar que los léxicos aparecen  en diferentes campos, pero  algunos  son sonidos propios del aymara otros refonemizadas a partir de los nombres ya existentes.
Conclusión
El cuidado  de los bovinos  en la comunidad de Iquilluyo de la provincia Loayza del departamento de La Paz tiene una particularidad propia de involucrar la ganadería y agricultura de manera simultánea.  Los léxicos aymaras  usados en la nominación según: el tipo de asta, el color, la alimentación, los dientes, las  onomatopeyas que producen , las actitudes que poseen, la función que cumplen en el agro, la  raza y otros aspectos muestra que los pobladores  entran en un proceso de denominación  de manera convencional. Eso explica que después de haber adoptado el  cuidado  de los bovinos  surgen muchos términos con relación a este tema. Es sabido que el  cuidado de camélidos era la fuente más principal de los aymaras y la incorporación de nuevas especies generó el surgimiento de nuevos léxicos. Por eso, al abordar  otras actividades de los aymaras podemos escudriñar el aspecto lingüístico como fue nuestro propósito de estudio.
Bibliografía
ALAVI, Zacarías. (2009). Subsistema léxico-semántico de los verbos aymara llevar. Universidad Mayor de San Andrés. Instituto de Estudios Bolivianos. La Paz-Bolivia.
ÁVILA, Roberto. (1997). Introducción a la metodología de la investigación. Perú.
CONDORI, Apolinar (2012). Lago sagrado más alto del mundo “Titicaca”. Revista Lingüística Boliviana 2 (págs.161-198). Carrera de lingüística e Idiomas de la Universidad Pública de El Alto.  La Paz Bolivia.
CONDORI, Reyna (2014). Léxico de los nombres de insectos en aymara. Memorias del III Congreso Nacional de Lingüística e Idiomas de la Universidad Pública de El Alto (Págs.127-139) .  El Alto,La Paz-Bolivia.
FLORES, Carlo Magno. (2008). Variación Dialectal de Léxico de las Aves de Qurpa, Qurumata Alta y Pujrawi. Instituto de Estudio boliviano (I.E.B.) La Paz-Bolivia.
GOBIERNO MUNICIAL DE YACO (2006) Plan de desarrollo Municipal de Tercera Sección Yaco (2007-2011). Yaco-Loayza.
HERNÁNDEZ, Roberto y otros. (2010) Metodología de la investigación. Quinta edición. México.
KANA, Victor Hugo. (2012). Terminología Camélida de la lengua Aymara en Ulla Ulla Provincia Franz Tamayo del departamento de La Paz. Tesis de Grado. Carrera de Lingüística e Idiomas (UPEA).
KORIA, Richard A. (2007) La metodología de la investigación desde  la practica Didáctica.  Editado por La Razón. Primera edición. La Paz- Bolivia.
LARA, Luis Fernando (1997). Teoría del diccionario monolingüe. Primera edición. Serie estudios de lingüística y literatura. México D.F.
LEWANDOWSKI, Theodor.(1995) Diccionario de Lingüística. Cuarta edición. Madrid-España.        
PORTO, Jose-Alvaro. (2002). Manual de técnica lexicográfica. Arco Libros, S.L. Madrid- España.
Bibliografía Electrónica
CALLISAYA, Gregorio (2008). Fraseología Aymara. Situación actual. Lingüística Oralidad  y educación intercultural Bilingüe. XXII Reunión Anual de Etnología RAE-MUSEF (Págs. 383-389) La Paz-Bolivia. Recuperado de  200.87.119.77:8180/musef/bitstream/123456789/250/1/393-399.pdf‎   consultado el 15/05/2013.
CAÑON, Javier ( S/F) Análisis Genético. El origen del bovino de Lidia. Universidad complutense. Recuperado de  www.ucm.es/info/genetvet/Capitulo_I_introduccion_analisis_genetico. consultado el 23/05/13
CORRALES, Cristóbal (1998). El estudio de los campos semánticos. I curso superior de Lingüística. Facultad de filología de la Universidad de La Laguna.
LUQUE, Juan de Dios(S/F) Aspectos Universales y particulares del léxico  de las lenguas del mundo.  Recuperado de  elies.rediris.es/elies21/CAPITULO9.pdf  consultado el 15/10/2014
MARTÍNEZ,  Marcos  (2003) Definiciones del Concepto Campo en semántica: Antes y Después de la Lexemática de E. Coseriu. Universidad Complutense de Madrid. Recuperado de  www.ual.es/odisea/Odisea03_MarcosMartinez   Consultado el  15/10/2014.
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL ESTADO DE HIDALGO, (s/f). Campos semánticos. Unidad 1 Razonamiento Verbal.  Sistema de universidad virtual.  Recuperado de  cvonline.uaeh.edu.mx/Cursos/...L/.../12_campos%20semanticos.pdf consultado el  15/10/2014.
VALLE, Alberto (2006) El Origen de los Vacunos. Centro  Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA).  Recuperado de  sian.inia.gob.ve/repositorio/revistas_tec/inia_divulga/.../valle_a. consultado el 23/05/13.





[1] “El municipio de Yaco se caracteriza por ser una región de tierras altas con un rango altitudinal que fluctúa de 3200 a 4500 m.s.m.n. según Carta topográfica (hoja 6141 IV, 6142 III y 6142 IV, IGM, 1968), está representado por tres pisos ecológicos altoandino, altiplano y cabecera de valle” Fuente: Plan de Desarrollo Municipal de Yaco (2007-20011) gestión 2006; lugar geográfico donde se encuentra Iquilluyo.
[2] Esta es una de las razas primitivas del bovino  que aparece en pinturas rupestres desde la era del hielo.
[3] Existen tres corrientes teóricas que explican el origen de esta raza: prehistórica, monofilética y polifilética ver (Valle, 2006: 4).
[4] Ver Callisaya, Gregorio (2008). Fraseología Aymara. Situación actual. Lingüística Oralidad  y educación intercultural Bilingüe. XXII RAE-MUSEF (Págs. 383-389)